Conociendo la sagrada familia

Si os animáis y tenéis pensado visitar el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, no podemos hacer menos que felicitaros. La historia que rodea a esta joya arquitectónica es valiosa y no en vano recibe a un gran número de turistas anualmente. Si queréis saber más de ella, quedaos con nosotros.

Conoce la historia de la Sagrada Familia

Para explicaros mejor la historia del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, debemos dividirla en cinco etapas: desde sus inicios hasta la actualidad.

Los orígenes del templo

El templo de la Sagrada Familia nació como una idea de Josep María Bocabella allá por el año 1866. Él tenía pensado dedicar un monumento a la sagrada familia, lo que lo llevó a fundar la Asociación Espiritual de Devotos de San José.

Esta asociación se encargó de promover la construcción del templo, que iniciaría en el año 1882 bajo el diseño de Francisco de Paula del Villar y Lozano, quien fuera el primer arquitecto de esta obra. Sin embargo, poco tiempo después de iniciar, abandonó la tarea y Antoni Gaudí lo reemplazó.

El templo bajo la dirección de Antoni Gaudí

Ya en manos del máximo exponente del modernismo catalán, la cripta fue terminada en 1899. No obstante, gracias a un donador anónimo Gaudí decidió modificar el inicial diseño y aspirar por algo más ambicioso. Desde ese momento hasta ahora, todos los arquitectos que le sucedieron respetaron los lineamientos del maestro.

Construcción del templo luego de la muerte de Gaudí

En 1926 muere Antoni Gaudí, lo que deja la dirección del templo en el aire. Para aquella época, solo se había terminado el campanario de San Bernabé.

La dirección del proyecto le fue entregada a Domènec Sugrañes, uno de los colaboradores de Gaudí. Sin embargo, en 1936 y durante la Guerra Civil, los revolucionarios quemaron y dañaron gran parte de su estructura.

Reanudación de la construcción del templo

Luego de la guerra, se retoma la construcción del templo, pero ahora al mando de Francesc de Paula Quintana i Vidal, otro discípulo de Gaudí. Después llegaron Isidre Puig-Boada y Lluís Bonet i Gari, que también colaboraron con el arquitecto modernista y dirigieron el proyecto hasta 1983.

La construcción del templo en la actualidad

Desde esa época, tres nombres dirigieron la construcción del templo: Francesc de Paula Cardoner i Blanch, Jordi Bonet i Armengol y Jordi Fauli i Oller. Este último es el director actual de la obra.

A diferencia de años anteriores, en los últimos años los avances en la construcción han sido notables. En tanto, los barcelonenses esperan emocionados, pues ven cada vez más cerca la conclusión del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia.

¿Cuál es la importancia del Templo de la Sagrada Familia?

Con 138 años de construcción a sus espaldas, el Templo de la Sagrada Familia es el único monumento español que recibe visitas turísticas aun sin estar terminado. Más allá de su importancia histórica y arquitectónica, es una fuente de ingresos económicos tanto para España como para el comercio local de los alrededores.

Por otro lado, el estilo arquitectónico del templo es la máxima expresión del modernismo catalán. Se calcula que estará terminado para el 2026, por lo que podremos apreciarlo en todo su esplendor.

La propia UNESCO la calificó como “excepcional contribución”. La fachada de la Natividad y la Cripta de la Sagrada Familia son considerados Patrimonio de la Humanidad desde 1985 y fueron ratificados como tales en 2005.

Actualmente, ya se lo considera un ícono cultural de Barcelona y España, hecho que se hace evidente con las visitas de más de 2 millones de turistas al año.

¿Qué puedo ver en el templo de la Sagrada Familia?

El templo ocupa un área de 4500 metros cuadrados. Cuando se termine de construir, alcanzará una altura de 170 metros y constará de 18 torres. Aquí os contamos por qué debéis visitarlo y qué encontraréis.

La cripta del templo

Inició en el año 1882 y ya estaba incluida en el proyecto de Francisco del Villar. Cuando Gaudí asumió el proyecto, modificó los pilares y los convirtió en capiteles de estilo naturalista.

La cripta se ubica 10 metros por debajo del nivel de la calle, es de forma semicircular y se compone de siete capillas formadas en rotonda y dedicadas a la Sagrada Familia de Jesús. Las bóvedas son de estilo neogótico, herederas del diseño anterior. Están decoradas con anagramas y figuras de ángeles.

La cripta y el taller de construcción sufrieron graves daños durante la Guerra Civil, lo que llevó a que fuera rehabilitada entre el 2007 y el 2009. Lamentablemente, para el año 2011 ocurrió un incendio en la cripta. Aunque causó cuantiosos daños, no se vieron afectados ninguno de los elementos de valor histórico.

El ábside

El ábside se ubica en la cabecera del templo, entre las fachadas del Nacimiento y de la Pasión. El centro del claustro que lo rodea albergará la capilla de la Asunción en un futuro.

Gaudí dedicó el ábside a la Virgen María, pues era su fiel devoto. En el proyecto se plantean siete capillas absidiales dedicadas a los siete dolores y gozos de San José.

El estilo neogótico contrasta con el diseño modernista del propio Gaudí. Su decoración nos presenta estatuas de los santos fundadores de órdenes religiosas. También encontramos los anagramas de Jesús, la Virgen María y San José.

Las 18 imponentes torres

En total, se ha proyectado la construcción de 18 torres. Por el momento, solo ocho han sido terminadas. Doce están dedicadas a los apóstoles, cuatro a los evangelistas, una a María y la última a Jesús. Las alturas de las torres variarán de acuerdo a su jerarquía religiosa.

Cuatro torres se encuentran en la fachada del Nacimiento, otras cuatro en la de la Pasión y cuatro más en la de la Gloria. Su decoración incluye hermosos y coloridos pináculos que cuentan con una bola blanca en la parte superior. Estas esferas son una representación de las frutas asociadas al verano.

Las torres serán a la vez campanarios, albergando un total de 84 campanas cuando estén terminadas. En cada torre habrá gárgolas que ya fueron construidas y esperan llegar al lugar destinado.

Está permitido acceder a la parte más alta de alguna de las torres. Desde allí, podréis observar la ciudad entera. Se trata de un espectáculo bellísimo.

Las tres fachadas

En el exterior, las fachadas de la Sagrada Familia se dividen en tres y cada una representa una de las etapas de la vida de Jesús: el Nacimiento, la Pasión y la Gloria.

Las dos primeras ya están terminadas, mientras que la Fachada de la Gloria continúa en construcción.

Fachada del Nacimiento

Se ubica al noroeste frente a la Plaza de Gaudí. Tiene el típico estilo del modernista catalán e incluye tres puertas con esculturas que representan las virtudes de la Caridad, la Esperanza y la Fe.

  • Portal de la Caridad: Es la puerta más grande entre las tres y está dedicada a Jesús. En el pórtico aparecen bellas escenas que representan el nacimiento del hijo de Dios acompañado de ángeles músicos. El portal termina con el Árbol de la Vida, representación del triunfo y el legado de Jesús.
  • Portal de la Esperanza: Esta puerta está dedicada a San José y muestra escenas de los esponsales entre la Virgen María y José, así como la Familia de Jesús.
  • Portal de la Fe: Puerta dedicada a la Virgen María, donde apreciaremos escenas de la Inmaculada Concepción, la Presentación de Jesús en el templo y trabajando de carpintero. También veremos el corazón de Jesús cubierto de espinas y a la Divina Providencia.

Fachada de la Pasión

Esta fachada se encuentra en el lado opuesto de la Fachada del Nacimiento. Su construcción inició medio siglo después que la primera, por lo que presenta un estilo más moderno. Muestra esculturas poligonales, siendo la que más destaca una escultura de Jesús. Aquí también podréis apreciar un cuadro mágico con la constante mágica del número 33, edad a la que murió Jesucristo.

A la derecha veremos las esculturas de Jesús y Judas, en las que este lo traiciona dándole un beso. Dicha traición queda representada por una serpiente que se puede apreciar en la parte inferior derecha de la pared.

Fachada de la Gloria

Esta fachada será la última en construirse y se convertirá en la puerta principal del templo. Para ello, se construirá un puente en la calle de Mallorca con bellas escaleras que se elevan sobre el nivel de la calle.

El problema es que, en la actualidad, dicho espacio se encuentra ocupado por edificios. Para continuar con las obras, estos tendrán que ser demolidos, lo que implica un proceso político extenso.

El exterior del templo

En la parte de afuera del templo se muestra el claustro, que rodea casi todo su perímetro. Los ventanales presentan tres estilos distintos que sirven para establecer una transición entre el neogótico y el estilo de Gaudí.

El interior del templo y sus columnas arborescentes

En el interior podréis observar columnas arborescentes inclinadas, lo que otorga un estilo naturalista propio del arquitecto catalán. Estas se abren como ramas que soportan la estructura de las bóvedas al entrelazarse entre sus formas.

Cómo entrar a la Sagrada Familia sin hacer colas: Horarios y tickets

El horario se modifica de acuerdo a la temporada. En invierno abre desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. En cambio, en verano la atención es hasta las 8 de la noche.

Las entradas son de diversos tipos: simple, combinada y con audioguía. Además, el precio de los tickets se reduce si los visitantes son estudiantes o jubilados. Si vais con niños menores de 11 años, ¡ellos ingresan gratis! Otra opción, si no queréis hacer colas, es comprar las entradas online.

Curiosidades del Templo de la Sagrada Familia

  • Si el templo se termina de construir en 2026 tal y como está previsto, será exactamente 100 años después de la muerte de Antoni Gaudí.
  • Antoni Gaudí fue enterrado en la cripta de la Sagrada Familia.
  • Ya os lo dijimos, pero debéis recordar que Gaudí no fue el primer arquitecto de esta obra.

Os invitamos a no desperdiciar la oportunidad de visitar el más grande monumento arquitectónico de Barcelona. Sabemos que su historia y magnificencia significarán una experiencia irrepetible y que recordaréis por mucho tiempo.